Estás aquí: Portada > CANONIZACIÓN DE NAZARIA IGNACIA > XV Capítulo General > "Más cerca de Cristo, más cerca de los hermanos"

"Más cerca de Cristo, más cerca de los hermanos"
 

Extracto de la homilía de Elías Royón sj, Eucaristía de apertura de los Ejercicios Espirituales. 

Un Capítulo General de una Congregación religiosa es siempre un momento importante, no solo para la vida de ese Instituto sino también para la vida de la Iglesia; es un momento eclesial; vuestras decisiones no son ajenas a la vida de la Iglesia, como no lo son para la vida de todas las hermanas de vuestro Instituto. Esa es la responsabilidad que irá acompañada por el deseo de actuar según el Espíritu, con el corazón y la mente abiertos a la voluntad de Dios. Lo que dará unidad a todos vuestros trabajos será: qué quiere el Señor de este Instituo en este momento de su historia y de la historia del mundo y de la Iglesia. La tarea más importante de los próximos días será buscar. Buscar con sinceridad y libertad lo que Dios quiere. No qué nos gusta, qué se adapta mejor a ciertas corrientes de pensamiento de la cultura actual, qué responde a la eficacia mundana o al prestigio social.

Vuestro Capítulo se celebra a los pocos meses de la canonización de vuestra fundadora Santa Nazaria Ignacia. Esto no es indiferete ni ajeno a la celebración de este Capítulo. Os responsabiliza de un modo particular. No puede faltar una mirada y una atención a su mensaje y a su inspiración en todo lo que tratéis y decidáis en él. 

 

"Más cerca de Cristo, más cerca de los hermanos". Habéis elegido como lema. Intuyo el "magis" de los ejercicios ingnacianos, Cristo el centro y el por qué de la vida y obra de Nazaria; los hermanos: las mujeres y los hombres, de nuestro mundo, y de modo particular los más pobres, los más descartados de nuestra sociedad. "Cerca", "más cerca". No es que no lo estéis, pero desáis fomentar el "encuentro" con las personas, la cercanía, la mirada compasiva y fraterna, tocarlas, abrazarlas como Jesús. Y no contagiaros de la cultura que practica y favorece la lejanía, el trato burocrático y profesional. Y para estar más cerca de los hombres, hay que estar más de Jesús; más amarle, más seguirle, más imitarle. Identificarse con quién ha querido copartir todo lo nuestro, lo más pobre, lo más humilde: hacerse criatrua humanas hasta la muerte.

Tenemos necesidad de contrastarnos con este modo de vivir; todos nosotros a lo largo de nuestra vida, nos vamos configurando con un modo de vivir concreto, tenemos un modo de proceder que actualiza modos de pensar y actuar, actitudes y comportamientos particulares que nos definen. Pero también acontece esto en las Institucines y en las Congregaciones religiosas. Sus estilos de vida y modos de proceder debería definirlos las notas de su identidad carismática, hechos vida en las vidas de los Santos Fundadores. Pero a veces veces se han ido cubriendo de polvo e incluso contaminando con otros modos que desfiguran la identidad que el Espíritu concedió a su Iglesia a través de los Fudadores. Un Capítulo General siempre tendrá que contrastar el modo de proceder actual de la Congregación con la identidad que se describen en sus Constituciones. Y en consecuencia proponer elementos de renovación y revitalización de la vida y misión de cada religosa, cada comunidad y obra apostólica para que siga siendo en este mundo y en este momento de la historia "Evangelio y profecía"

© 2012 - Misioneras Cruzadas de la Iglesia