Estás aquí: Portada > Noticias > Carta de la Superiora General a toda la familia de Nazaria Ignacia
Carta de la Superiora General a toda la familia de Nazaria Ignacia
   Enregistrer au format PDF  

Celebramos este año el 22º aniversario de la Beatificación de Nazaria Ignacia, dentro del marco de los 125 años de su nacimiento. Un momento propicio para alegrarnos juntos de pertenecer a esta familia y preguntarnos también por dónde caminamos en relación al Carisma que nos dejó como herencia. Un Carisma eclesial, sin límites de programa, con una clara dimensión social y un solo porqué en todas nuestras actuaciones: el anuncio del Reino a través de todas nuestras actividades y compromisos, entre todas las clases sociales, pero especialmente entre los pobres y necesitados.

También este año, la Conferencia Episcopal Boliviana, a través del Secretario General Monseñor Eugenio Scarpellini, Director de OMP de Bolivia, nos ha comunicado oficialmente que los Obispos han elegido a M. Nazaria como testigo misionero, que se presentará desde Bolivia para el Congreso Misionero de América (CAM 5, COMLA 10), y que sus reliquias irán en la cruz chiquitana (de las tierras de misión jesuíticas) que peregrinará por el Continente Americano.

El lanzamiento del Congreso Americano desde Bolivia será en julio de 2015, coincidiendo con la clausura del V Congreso Eucarístico Boliviano, en la ciudad de Tarija. En esta ciudad, ahora no tenemos presencia como MCI, pero sí existe un colegio que se llama Nazaria Ignacia.

¿Qué es el CAM 5 y COMLA 10? En América Latina se viene celebrando desde hace años un Congreso Misionero Latino Americano (COMLA), que va a tener su 10ª edición en el 2018 en Santa Cruz (Bolivia). Y más tarde se incorporaron a este acontecimiento Estados Unidos y Canadá; de ahí nace el CAM, Congreso Misionero Americano. Es un mismo acontecimiento que se extiende a todo el continente, que pone a la Iglesia en salida para anunciar el Evangelio a todos aquellos que todavía no lo han recibido, y seguir animando y motivando para que los que sí lo han recibido, pongan a disposición de los demás, con alegría, esta gracia.

Para todos los que componemos esta familia el hecho de que se haya elegido a nuestra fundadora como patrona de este evento significa que Dios nos concede un tiempo precioso para profundizar en el Carisma y trasmitirlo al continente americano. La fuerza de este acontecimiento nos tiene que motivar a ponernos en una situación de conversión misionera, para aprovechar la ocasión que se nos brinda de dar a conocer la vida y obra de una mujer que se entregó al servicio del anuncio del Reino.H. Cilenia MCI, Coordinadora Nacional de OMP en Bolivia, nos invita a vivir este acontecimiento “con gozo y sencillez, sembrando con la confianza de que Dios hará su obra”.

Nos pide que “gocemos y vivamos con intensidad este momento, que nos servirá para adentrarnos y profundizar en la espiritualidad que nos dejó Nuestra Madre, y sobre todo volver a empaparnos de su pasión por la misión. Será un tiempo de renovación y de gracia.

Vivámoslo con intensidad”. Como comprendemos un evento de este alcance eclesial y misionero, va a suponer también un esfuerzo de nuestra parte en cuanto a su preparación y realización. Para ello necesitamos la colaboración de todos, en relación a ideas, sugerencias, trabajos concretos, en los que pongamos al servicio los dones que cada uno tiene, y participación activa en los distintos momentos, tanto con nuestra oración, como con nuestra presencia.

Las fechas importantes a tener en cuenta y que requerirán nuestra colaboración más específica serán julio 2015, momento del lanzamiento del Congreso, con la entrega de 22 cruces con las reliquias para los distintos países de América y 18 para Bolivia. También se nos pide material con la vida y obra, misionera y social, de M. Nazaria para niños, jóvenes y adultos, en español, francés e inglés. La otra fecha será el momento mismo de la realización del Congreso en Santa Cruz en el 2018… ¿será el año de la Canonización?. Para vivir con profundidad e intensidad este tiempo que se nos ofrece, debemos avivar nuestro espíritu “apostólicamente trabajador y luchador”, recordando que nuestra familia “deben componerla almas de fuego y corazones de apóstoles, valientes y esforzadas, que busquen la mayor gloria de Dios” y que “Nuestra actitud en el apostolado deber ser sencilla, pobre y humilde, de total desprendimiento, dando gratis lo que gratis recibimos”. (Const. 14 y 17).

Un abrazo fraterno. 

Daniela Pérez, m.c.i

 


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Texto
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)

© 2012 - Misioneras Cruzadas de la Iglesia