Estás aquí: Portada > CANONIZACIÓN DE NAZARIA IGNACIA > XV Capítulo General > Clausura del XV Capítulo General

Clausura del XV Capítulo General
 

Palabras de clausura XV Capítulo General

La M. General María Joaquina Lozano, al concluir la Eucaristía se dirigío a las capitulares y a algunos miembros de la FENI. con estas palabras. 

Quiero que mis primeras palabras sean de agradecimiento, en primer lugar a Daniela por estos seis años de entrega de su vida a la Congregación y personalmente por todo lo que ha intentado enseñarme, motivarme y ayudarme a crecer. Espero haber aprendido algo…

Dar las gracias al consejo anterior, a H. Concepción Pérez, H. Élida Cruz y H. Emiliana Mamani, que ha puesto lo mejor de sí en el servicio a las hermanas. Muchas cosas guardo de cada una en este tiempo compartido.

Dar las gracias a todas las hermanas que han orado, nos han enviado mensajes de ánimo constantes, nos han apoyado y alentado en este tiempo de buscar juntas la voluntad de Dios.

Dar la gracias al Espíritu del Señor que creo, ha estado presente en todo nuestro trabajo y diálogos, en las puertas que se han cerrado y sobre todo en las que se han abierto, en la alegría y la esperanza que sentimos en este momento de clausura del Capítulo.

Quiero recoger lo que pienso ha sido este Capítulo General, vivido en el tiempo especial de navidad, partiendo de una canción, cuya letra siempre me sugiere mucho y creo que puede resumir buena parte de lo vivido. Su letra dice así:

Desde abajo, desde dentro y desde cerca, te encarnas en Nazareth y en las cosas más pequeñas nos invitas a creer…

Desde abajo, en el seguimiento de Jesús pobre y humilde, como en los Ejercicios se nos insistió, desde el servicio humilde y sencillo, a cada una donde el Señor y la misión le lleven. Y desde abajo, con los de abajo “para elevar su dignidad” en palabras de Santa Nazaria Ignacia.

Desde dentro, porque queremos anunciar a Jesús y para ello deseamos potenciar nuestra vida interior, porque sólo desde el encuentro con Él lo podremos hacer presente en nuestro mundo, podremos “hacer llegar al hombre el mensaje de que Dios le ama”.

Desde cerca, porque deseamos realizar nuestra misión desde la cercanía, siendo prójimo, porque queremos acompañar, ser compañeras de camino en nuestras comunidades, acompañar especialmente a nuestras hermanas jóvenes y también a nuestras hermanas mayores, acompañar sobre todo a los pobres que hoy se nos presentan con “nuevos rostros”, a las familias, a las mujeres y a los jóvenes “desde dónde están” hacia donde el Señor los quiere.

El lema que nos hemos dado desde que comenzó la preparación a este Capítulo General, nos ha de guiar en el camino de este sexenio “más cerca de Cristo, más cerca de los hermanos”.

Y todo ello porque seguimos optando por el Reino y queremos empeñar la vida en descubrirlo y hacerlo crecer: “algo nuevo está brotando”, seguimos queriendo hacer de este mundo un lugar donde todos puedan vivir dignamente.

La mirada constate a la realidad, que tanto nos hemos repetido en estos días nos ha llevado a concretar este deseo hoy para nosotras en el trabajo por la justicia, la paz y la reconciliación, en el cuidado de la “casa común”, en esta cultura virtual que nos envuelve, pero siempre sabiendo, como dice el Papa Francisco, que lo importante para el ser humano se vive y se hace realidad en la vida diaria, se aplica en el mundo real y no en el virtual.

Y vamos descubriendo que el Señor nos pide no hacer este camino solas, vamos vislumbrando como signo de los tiempos la misión compartida y el trabajo con otros, ser familia en el Carisma para una misión universal.

Que al regresar a nuestras comunidades y a nuestros lugares de misión, sepamos transmitir todo lo vivido, que llevemos la esperanza que hemos experimentado, que nuestras palabras sean siempre constructivas, que hagamos crecer la vida que brota.

Que María Reina de los Apóstoles nos ponga con su Hijo…

Por Cristo, la Iglesia y las almas ¡Adelante, siempre adelante!


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Texto
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)

© 2012 - Misioneras Cruzadas de la Iglesia