Estás aquí: Portada > Noticias > Domingo 18 de agosto de 2013
Domingo 18 de agosto de 2013
   Enregistrer au format PDF  

Vida

" Vaciedad sin sentido, dice el predicador...; todo es vaciedad. " (Ecle 1, 2; 2, 21-23). " ...Buscad los bienes de arriba... no los de la tierra. " (Col 3, 1-5. 9-11) Símbolos o Árbol (símbolo de la vida en el paraíso). o Espigas (símbolo del alimento – Eucaristía Palabra Lc 12, 13-21) Jesús nos confronta con los bienes a los que podemos entregar la vida; es necesario ocuparse de ellos como valores relativos, sin que asfixien la existencia. “13 Uno de entre la gente dijo:


- Maestro, di a mi hermano que reparta conmigo la herencia. 14 Jesús le dijo:
- Hombre, ¿quién me ha hecho juez o árbitro entre vosotros? 15 Y añadió:
- Tened mucho cuidado con toda clase de avaricia; que aunque se nade en la abundancia, la vida no depende de las riquezas.

16 Entonces les dijo una parábola:
- Había un hombre rico que tuvo una gran cosecha en sus campos.

17 Entonces empezó a pensar: "¿Qué voy a hacer? Porque no tengo donde meter mi cosecha.

18 Bien -dijo- haré esto: derribaré mis graneros, construiré otros más grandes, meteré en ellos todas mis cosechas y mis bienes,

19 y me diré: ahora ya tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe y pásalo bien".

20 Pero Dios le dijo: "¡Insensato! Esta misma noche te van a arrancar la vida. ¿Para quién va a ser todo lo que has acaparado?".

21 Así es el que atesora para sí, en lugar de hacerse rico ante Dios”

Comentario

El punto de partida de la parábola de Jesús es un problema de herencia. Según las tradiciones jurídicas judías, el hijo mayor de una familia de dos hermanos recibía los dos tercios de las posesiones paternas. El hombre que interpela a Jesús, dándole el título de maestro propio de los expertos de la ley, es probablemente el hermano más joven que no ha debido recibir nada de la herencia. Jesús rehúsa, sin embargo, dar una sentencia sobre el caso, expresando que el deseo avaricioso de dinero les amenaza a ambos. El término avaricia se refiere a la aspiración a querer tener más. Un deseo incontenible de dinero que no encuentra dónde satisfacerse. Para el evangelio de Lucas este deseo es otra cara de la idolatría, que no hace la vida más segura ni colma las aspiraciones profundas, ni lleva a la auténtica madurez existencial de la persona. Para ilustrar este punto narra el evangelio la parábola. Para Jesús el dinero y las posesiones no son la verdadera vida del hombre. Pero muchas veces somos como el rico de la parábola que no se enriquece ante Dios y pone su confianza en los bienes y cosechas. Este hombre, es llamado insensato, como aquel que según el Antiguo Testamento niega en la práctica a Dios y al prójimo (Sal 13 1), tan absorbido estaba en sus posesiones. En las palabras de Jesús, que vienen a continuación, se explica en qué consiste la verdadera riqueza. El Mensaje del Nuevo Testamento Luis F. Casa de la Biblia

Resuena la Palabra

• ¡Qué simpático! ese hermano menor que quiere convertir la misión de Jesús en un "servicio de arbitraje". Jesús nos advierte: o "Tened mucho cuidado... la vida no depende de la riqueza" (v.15). Ni del poder, del tener, del prestigio, de la sabiduría, los títulos... La vida es otra cosa, es un valor que se incrementa amando, compartiendo, sirviendo. o "Había un hombre rico..." (v.16). Que podemos ser todos nosotros, ricos en... ¿cuál es nuestra mayor riqueza?, ¿de qué tipo?, ¿dónde la tengo invertida?, ¿al servicio de quién? o "¡Insensato! Esta misma noche te van a pedir la vida" (v.20). ¿Estamos en la noche?, ¿estamos en la etapa de la acumulación, del tener, del figurar y del aparentar? La noche puede anticiparse a la muerte; la noche puede comenzar muy temprano, puede identificarse con la "vida": ¿Hemos convertido la vida en una muerte? o "¿Para quien... todo lo que has acaparado?" (v.20). La vida convertida en acumulación de cosas, en almacén de trastos, de dinero o de poderes...

• El Dios de la vida se nos acerca en Jesús de Nazaret para enseñarnos el valor supremo: La vida es Dios, amor, don, gratuidad, fraternidad... y estas realidades no podemos acumularlas si no es entregándolas, haciéndolas circular, regalándonos en cada una de ellas como don gratuito y servidor de la VIDA. • Dios se nos entrega en aquellos valores que no podemos adquirir con dinero, sólo con amor.

• He de aprender a superar la riqueza con la luz del amor que nos saca de la "noche" Meditación oración de quietud Para la reflexión y vivencia

• ¿Qué valor damos a los bienes? o ¿En qué somos ricos?, ¿a qué destinamos nuestras riquezas?, ¿qué función tienen?

• ¿Valoramos lo que tenemos o lo que somos? o ¿Qué valor encarnamos con nuestra existencia? o ¿Cómo lo promocionamos, lo hacemos llegar a los demás? o ¿Con qué acciones concretas hacemos llegar a los demás el valor de nuestra vida? . ¿Cuál es nuestra mayor riqueza?

Mantras

• " Tú eres el Camino "

• " Tú eres la Verdad "

• " Tú eres la VIDA "

Para el dialogo y la experiencia

Podemos compartir la siguiente frase del evangelio: "- Tened mucho cuidado con toda clase de avaricia; que aunque se nade en la abundancia, la vida no depende de las riquezas." (v.15).

• Cuando se nos dice "toda clase de avaricia":

o ¿Quiere decir que existen variedades y clases?, ¿como cuáles?

o ¿De qué abundancias hemos de protegernos nosotros?

o ¿Qué riquezas serían nefastas para nuestro desarrollo?

Terminamos orando el Salmo 89 

Señor, tú has sido nuestro refugio de generación en generación.

Antes que naciesen los montes o fuera engendrado el orbe de la tierra, desde siempre y por siempre tú eres Dios.

Tú reduces el hombre a polvo, diciendo: «Retornad, hijos de Adán». Mil años en tu presencia son un ayer, que pasó; una vela nocturna.

Los siembras año por año, como hierba que se renueva: que florece y se renueva por la mañana, y por la tarde la siegan y se seca.

¡ Dános alegría, por los días en que nos afligiste, por los años en que sufrimos desdichas. Que tus siervos vean tu acción, y sus hijos tu gloria.

Baje a nosotros la bondad del Señor y haga prósperas las obras de nuestras manos


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Texto
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)

© 2012 - Misioneras Cruzadas de la Iglesia