Estás aquí: Portada > Noticias > La Pascua una alegría sorprendente
La Pascua una alegría sorprendente
   Enregistrer au format PDF  

Concédenos, Señor, tu alegría sorprendente. Más unida al perdón recibido que a la perfección farisaica de las leyes.

Concédenos, Señor, la “perfecta alegría”. La que mana como una resurrección fresca entre escombros de proyectos fracasados.

Tu alegría es perseguida y golpeada, pero es inmortal desde tu Pascua. Tu alegría es humilde y paciente y camina de la mano de los pobres.

Concédenos, Señor, la sencilla alegría. La que es hermana de las cosas pequeñas, de los encuentros cotidianos y de las rutinas necesarias.

La que se mueve libre entre los grandes, sin uniforme ni gestos entrenados, como brisa sin amo ni codicia.

Tu alegría es confiada y veraz, ve la más pequeña criatura amada por ti, con un puesto en tu corazón y en tu proyecto

(B. Glez. Buelta)


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Texto
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)

© 2012 - Misioneras Cruzadas de la Iglesia