Estás aquí: Portada > Noticias > MEDITACIÓN DEL BUEN SAMARITANO
MEDITACIÓN DEL BUEN SAMARITANO

SACERDOTES AMIGOS DEL CARISMA DE SANTA NAZARIA IGNACIA - SACNI.

   Enregistrer au format PDF  

Pensar la post-Pandemia y mirarnos como Iglesia, es entrar en la dinámica de Cristo, el Buen Samaritano. Tendremos que hacernos cargo de quienes queden heridos al borde del camino de la vida. Por eso, ofrecemos para meditar y rezar un texto bíblico, una reflexión de M. Nazaria y el prefacio común VIII que nos ayuda a hacer oración. 

Lucas 10,25-37: "Un doctor de la Ley se levantó y le preguntó para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la Vida eterna?». Jesús le preguntó a su vez: «¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué lees en ella?». Él le respondió: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con todo tu espíritu, y a tu prójimo como a ti mismo». «Has respondido exactamente, le dijo Jesús; obra así y alcanzarás la vida». Pero el doctor de la Ley, para justificar su intervención, le hizo esta pregunta: «¿Y quién es mi prójimo?». Jesús volvió a tomar la palabra y le respondió: «Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó en manos de unos bandidos, que lo despojaron de todo, lo hirieron y se fueron, dejándolo medio muerto. Casualmente bajaba por el mismo camino un sacerdote: lo vio y siguió de largo. También pasó por allí un levita: lo vio y siguió su camino. Pero un samaritano que viajaba por allí, al pasar junto a él, lo vio y se conmovió. Entonces se acercó y vendó sus heridas, cubriéndolas con aceite y vino; después lo puso sobre su propia montura, lo condujo a un albergue y se encargó de cuidarlo. Al día siguiente, sacó dos denarios y se los dio al dueño del albergue, diciéndole: "Cuídalo, y lo que gastes de más, te lo pagaré al volver". ¿Cuál de los tres te parece que se portó como prójimo del hombre asaltado por los ladrones?». «El que tuvo compasión de él», le respondió el doctor. Y Jesús le dijo: «Ve, y procede tú de la misma manera».

 

Nos dice Santa Nazaria: "Hoy más que nunca, debe haber personas que, como el Buen Samaritano, les curen sus heridas, los carguen sobre sus hombros y los lleven a sus casa, para compartir con ellos el propio pan, el calor del hogar y la ternura de la fraternidad. Esa es nuestra misión hermosísima (…) hacer conocer al hombre el mensaje de Dios, de Dios que le ama. Es preciso que "bajemos a la calle", y que tomemos a los hombres de las mano (…) haciéndoles mirar al cielo (…) Y os entrego mi secreto "al bajar a la calle", no soltéis las dos manos de la escala, una extendedla al Criador, otra estiradla a la criatura. Entendedlo bien: una mano siempre en la escala, en Cristo, y la otra en el trabajo de la reconquista de los hombres."


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Texto
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)

© 2012 - Misioneras Cruzadas de la Iglesia