Estás aquí: Portada > Noticias > SERVICIO Y ESPERANZA
SERVICIO Y ESPERANZA

FRASES DEL PAPA EN LA SEMANA SANTA.

   Enregistrer au format PDF  

DOMINGO DE RAMOS. «Mirad a mi Siervo, a quien sostengo» (Is 42,1). Dios nos salvó sirviéndonos. Normalmente pensamos que somos nosotros los que servimos a Dios. No, es Él quien nos sirvió gratuitamente, porque nos amó primero. Es difícil amar sin ser amados, y es aún más difícil servir si no dejamos que Dios nos sirva. Pero, ¿cómo nos sirvió el Señor? Dando su vida por nosotros. El drama que estamos atravesando nos obliga a tomar en serio lo que cuenta, a no perdernos en cosas insignificantes, a redescubrir que la vida no sirve, si no se sirve. Porque la vida se mide desde el amor.

JUEVES SANTO. Homilía: Si yo no dejo que el Señor sea mi servidor, que el Señor me lave, me haga crecer, me perdone, no entraré en el Reino de los Cielos. Queridos consagrados: Solo les digo una cosa. No sean testarudos como Pedro, déjense lavar los pies, el Señor es vuestro siervo, Él está cerca de ustedes para darles la fuerza, para lavarles los pies. Que así, con esta conciencia de tener necesidad de ser lavados perdonen con un corazón grande, generoso, de perdón. Es la medida con la cual nosotros seremos medidos, con lo que tú has perdonado serás perdonado, con la misma medida. ¡No tengan miedo de perdonar!

PASIÓN DEL SEÑOR. Homilía del Padre Raniero Cantalamessa: “La pandemia del coronavirus nos ha despertado bruscamente del peligro mayor que siempre han corrido los individuos y la humanidad: el del delirio de omnipotencia” “Dios participa en nuestro dolor para vencerlo”, ha asegurado, “es aliado nuestro, no del virus”. “¿Cuándo, en la memoria humana, los pueblos se sintieron tan unidos, tan iguales, tan poco litigiosos, como en este momento de dolor?”. “Nos hemos olvidado de los muros a construir. El virus no conoce fronteras”. “Después de tres días resucitaré”, predijo Jesús. “Nosotros también, después de estos días que esperamos sean cortos, nos levantaremos y saldremos de las tumbas de nuestros hogares. No para volver a la vida anterior como Lázaro, sino a una vida nueva, como Jesús. Una vida más fraterna, más humana. ¡Más cristiana!”.

RESURRECCIÓN DEL SEÑOR. - Durante la bendición Urbi et Orbi sobre toda la humanidad: “Es el contagio de la esperanza: ‘¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza!’ No se trata de una fórmula mágica que hace desaparecer los problemas. No, no es eso la Resurrección de Cristo, sino la victoria del amor sobre la raíz del mal, una victoria que no ‘pasa por encima’ del sufrimiento y la muerte, sino que los traspasa.”

LUNES DE PASCUA. - Hemos escuchado que las mujeres dieron a los discípulos el anuncio de la Resurrección de Jesús. Hoy quiero recordar con ustedes lo que muchas mujeres hacen, incluso en este momento de emergencia sanitaria, para cuidar a los demás (…) Recemos por ellas, para que el Señor les dé fuerza y para que nuestras comunidades las apoyen junto con sus familias. Que el Señor nos dé el valor de las mujeres, de ir siempre adelante.

https://es.zenit.org/


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Texto
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)

© 2012 - Misioneras Cruzadas de la Iglesia