Estás aquí: Portada > Noticias > Tras el G20: ¿A quién se quiere salvar?
Tras el G20: ¿A quién se quiere salvar?
   Enregistrer au format PDF  

Las reivindicaciones de las entidades sociales no se han hecho esperar. Los líderes mundiales acuerdan un estímulo fiscal que salvará a los bancos pero se olvidan de los más necesitados, según las ONG.


Redacción (03/04/2009) El primer ministro británico, Gordon Brown, cerraba las conclusiones de la reunión del G20 celebrada en Londres explicando que “las decisiones que hemos tomado no resolverán inmediatamente la crisis, pero el proceso ha comenzado". Entre las claves de la cumbre destaca la negativa a las medidas proteccionistas, la mayor dotación fiscal que se ha hecho en la historia para el FMI y un tímido coto a los paraísos fiscales.

Las reacciones de las ONG no se han hecho esperar y algunas de sus preguntas son: ¿dónde quedan las necesidades de las personas de los países empobrecidos?, ¿qué medidas se han tomado para mejorar la difícil situación de las personas desempleadas o en riesgo de exclusión social?

Los líderes del G20 explican en su documento final que reconocen la “dimensión humanitaria de la crisis” y que buscan “crear una economía mundial justa y sostenible”. A lo que entidades como Oxfam Internacional (Intermón Oxfam en España) responden que con lo invertido en rescatar a bancos se acabaría con la pobreza "durante 50 años".

“Los 8,4 billones de dólares comprometidos por los países ricos para salvar a sus bancos de la crisis supondrían un paso de gigante para acabar con la pobreza definitivamente", según los cálculos de Oxfam.

Según la ONG, los 8,4 billones de dólares invertidos en inyecciones de capital, compra de activos tóxicos, créditos subsidiados y garantías de créditos equivalen a más de 1.250 dólares para cada hombre, mujer y niño del planeta. El coste anual de sacar a los 1.400 millones de personas que viven en la pobreza extrema (menos de 1,20 dólares al día) es de 173.000 millones de dólares.

más información

© 2012 - Misioneras Cruzadas de la Iglesia