Estás aquí: Portada > Noticias > Un gesto pequeño y simbólico cargado de sentido
Un gesto pequeño y simbólico cargado de sentido
   Enregistrer au format PDF  

El Día del Ayuno Voluntario se enmarca dentro de la campaña contra el Hambre de Manos Unidas

Madrid, 10 de febrero de 2011 (Manos Unidas).- El Día del Ayuno Voluntario es una de esas ocasiones que demuestran que hacer algo desde aquí por los más necesitados no es tan difícil; se trata de un pequeño gesto que constata que no podemos ni debemos olvidarnos de todos los que pasan hambre TODOS los días.

En 1963, Manos Unidas instauró el Día del Ayuno Voluntario como la jornada en la que, de manera simbólica, los españoles podrían mostrar su solidaridad con los millones de personas que ayunan a diario por obligación.

Desde entonces, cada segundo viernes del mes de febrero, durante generaciones, son muchos los españoles que se han apuntado a ese pequeño gesto tan simbólico como cargado de sentido: un café menos puede haber significado una vacuna para un niño enfermo; una comida menos quizá haya supuesto una mosquitera para paliar la transmisión de enfermedades infecciosas… Y lo mismo con las meriendas o las cenas convertidas en una potabilizadora, en un pozo, en material escolar o en equipos para dispensarios.

La campaña de este año tiene como lema “Su mañana es hoy”

Con el lema “Su mañana es hoy”, Manos Unidas lleva a cabo su campaña número LII, orientada a exigir el cumplimiento del Objetivo 4 de Desarrollo del Milenio: “Reducir la mortalidad infantil”.

La campaña arrancará los días 11 de febrero, Día del Ayuno Voluntario, y 13, Jornada Nacional de Manos Unidas. En ella recordaremos que decenas de miles de niños menores de 5 años mueren todos los días por causas que se podrían evitar fácilmente.

El manifiesto que Manos Unidas ha redactado con este motivo llama a luchar contra este problema y afirma que “en la medida en que consigamos reducir los niveles de pobreza, analfabetismo, enfermedad y desnutrición, estaremos sentando las bases para reducir muchas de las causas de la mortalidad infantil”.

Manos Unidas, afirma el manifiesto, se compromete:

• “A luchar para reducir la mortalidad infantil y por una infancia sana y sin riesgos, a través de proyectos cuyos objetivos sean la protección de los niños, la formación de la mujer, la capacitación de personal sanitario y la creación de condiciones adecuadas para el desarrollo de una vida digna”.

• “A seguir reclamando a nuestros poderes públicos y a otras instituciones que adopten políticas de cooperación coherentes con la defensa de la vida desde la concepción hasta el final natural, el derecho a la maternidad sana y saludable y la dignidad de los niños”.

© 2012 - Misioneras Cruzadas de la Iglesia